Aprende a reconocer los síntomas de la ansiedad

La ansiedad es una sensación que todas las personas experimentamos en algún momento de nuestras vidas.  Cuando la ansiedad se presenta en niveles moderados nos anima a enfrentarnos a cualquier tipo de situación (aún si esta situación resulta amenazadora), por ejemplo, la ansiedad nos mantiene alertas cuando estamos hablando en público o cuando estamos respondiendo un examen.

Sin embargo, cuando los niveles de ansiedad son exagerados, se pueden manifestar los siguientes síntomas: la persona se paraliza, no puede afrontar la situación que se le presenta, tiene taquicardia, sensación de ahogo, temblores en los brazos y piernas, sensación de pérdida de control, transpiración, entre otros.  En otras palabras, esta emoción que normalmente es ventajosa puede llegar a producir el resultado opuesto: la persona no logra enfrentarse a las circunstancias que se le avecinan, se paraliza e incluso se le trastorna su vida cotidiana.

El aprendizaje juega un papel muy importante en el control o falta de este al hacerle frente a las distintas situaciones, por ejemplo, si a lo largo de nuestra vida hemos aprendido a enfrentar las preocupaciones comiendo (conducta común para enfrentar la ansiedad pues al comer gozamos de un placer inmediato que a corto plazo nos hace sentir bien y dejamos de lado momentáneamente el malestar de la ansiedad), entonces va a ser frecuente que cada vez que tengamos una angustia en el hogar, en el trabajo, con la pareja, etc., comamos de forma descontrolada, es decir, con la sensación de que no podemos detenernos.  En este caso es necesario que aprendas a controlar esa conducta y, para esto, sería fundamental que busques ayuda de un profesional en Psicología que pueda apoyarte con técnicas específicas en una terapia según tus necesidades.

 

Escrito por Pamela Solís S.

Especialista en Psicología Clínica y de la Salud.

Tel: 2560-6062

Correo: pamesolis@gmail.com

 

 

 

 

Open chat
Necesita ayuda?
Hola!