Periodontitis: enfermedad de las encías

La periodontitis, también llamada enfermedad de las encías, es una grave infección de las encías que daña el tejido blando y que, sin tratamiento, puede destruir el hueso que sostiene los dientes. La periodontitis puede hacer que los dientes se aflojen o que se pierdan.

La periodontitis es frecuente, pero puede prevenirse en gran medida. Suele ser el resultado de una mala higiene bucal.

Síntomas

  • Encías inflamadas o hinchadas
  • Encías de color rojo brillante, rojo oscuro o morado
  • Encías sensibles al tacto
  • Encías que sangran fácilmente
  • Cepillo de dientes teñido de rosa después del cepillado
  • Escupir sangre al cepillarse los dientes o al usar el hilo dental
  • Mal aliento
  • Pus entre los dientes y las encías
  • Dientes flojos o pérdida de dientes
  • Dolor al masticar
  • Se crean nuevos espacios entre los dientes
  • Cambio en la manera en que se unen los dientes al morder

¿Cuáles son las causas? 

En la mayoría de los casos, el desarrollo de la periodontitis comienza con la placa, una película pegajosa compuesta principalmente por bacterias. Si no se trata, la placa y el sarro puede eventualmente puede provocar periodontitis:

  • El sarro se forma en los dientes cuando los almidones y los azúcares de la comida interactúan con las bacterias que se encuentran normalmente en la boca. 
  • La placa puede endurecerse bajo la línea de la encía y convertirse en sarro dental si queda en los dientes. El sarro dental es más difícil de eliminar y está lleno de bacterias. Cuanto más tiempo permanezcan la placa y el sarro dental en los dientes, más daño pueden hacer. 
  • La placa puede causar gingivitis, el tipo más leve de enfermedad de las encías. La gingivitis es la irritación e inflamación de la parte del tejido de la encía que rodea la base de los dientes (tejido gingival). 
  • La inflamación crónica de las encías puede causar periodontitis, que hace que eventualmente se formen bolsas entre las encías y los dientes que se llenan con placa, sarro dental y bacterias. Con el tiempo, estas bolsas se hacen más profundas, y acumulan más bacterias. Si no se tratan, estas infecciones profundas causan pérdida de tejido y hueso, y finalmente, puedes perder uno o más dientes. Además, la inflamación crónica continua puede sobrecargar tu sistema inmunitario.

La periodontitis puede prevenirse con una adecuada higiene bucal y visitas regulares al odontólogo.

Open chat
Necesita ayuda?
Hola!