¿Cómo evitar el desarrollo de Trastornos Alimenticios desde la niñez?

Un trastorno alimenticio es un problema que desarrollan algunas personas en relación a la comida y al control del peso, lo que lleva a estas personas a llegar a los extremos.

Frecuentemente, estos trastornos aparecen en la fase de adolescencia, y estos tienen una gran influencia en el bienestar de los jóvenes, pudiendo llegar a ocasionar graves problemas de autoestima y aislamiento que pueden afectar tanto en el ámbito más personal, como en el familiar y social. Además estos efectos pueden llegar a tener consecuencias perjudiciales para el resto de su vida.

La prevención puede ser de vital importancia para evitar la aparición de estos trastornos en la fase de la adolescencia. Por ello, es importante inculcar desde niños ciertos valores y actitudes hacia la comida y la importancia de llevar una alimentación adecuada y equilibrada.

Pr

7 Consejos para prevenir trastornos alimenticios

1. Proporcionar un buen ejemplo: 

Es importante que desde pequeños, los niños vean en su entorno ejemplos de alimentación adecuada para poder seguir esos patrones establecidos. Además, también será importante ser un ejemplo a seguir en cuanto a la aceptación de su propio cuerpo sin que el aspecto físico tenga efectos sobre su autoestima.

2. Demostrar aceptación y tolerancia:

 Demostrar desde pequeños que la apariencia física no importa y que esas diferencias entre personas no hacen a nadie mejor o peor. Esto será un gran paso para que los niños y adolescentes se quieran tal y como son. 

3. No dejar que los medios de comunicación influyan:

En los medios de comunicación o en las redes sociales se ven continuos ejemplos de cómo el aspecto físico es primordial, o cómo se establecen modelos a seguir que en muchas ocasiones no son reales, y por lo tanto, no deben tomarse como ejemplo.

4. Proporcionar información sobre una alimentación saludable: 

Ofrecer siempre en las comidas diversos tipos de alimentos, no satanizar ningún grupo y explicarles sobre la clave del balance y los beneficios de cada grupo.  

5. Ayudar a construir la autoestima: 

La autoestima es muy importante para no caer en ninguno de estos trastornos, por lo tanto, enseñar a los niños a quererse tal y como son desde pequeños es una parte fundamental.

6. Establecer horarios de comidas: 

Crear una rutina y un hábito de comer saludable también viene marcado por respetar siempre unos horarios establecidos, complementados por la práctica de ejercicio y un buen descanso.

7. Explícale los peligros de las dietas y de la alimentación emocional. 

Explica que la dieta puede hacer que peligre su buena nutrición,  que tenga problemas de crecimiento y lo que es peor, que tenga problemas de salud.  Es necesario que tu hijo/a sea consciente de que comer en exceso o demasiado poco, no es una forma saludable de hacer frente a las emociones. 

Es muy importante recordar que el ejemplo en cosa es lo más importante. Si estás constantemente a dieta, mostrando tus inseguridades físicas o usando los alimentos para hacer frente a tus emociones, o quizá sólo hables de perder peso, es probable que tus hijos tengan el mismo problema en el futuro o incluso que sientas dificultades para animar a tu hijo a comer una dieta sana o que se sienta satisfecho con su apariencia. Es por esto que deberás tomar decisiones conscientes sobre tu estilo de vida y estar feliz del cuerpo que tienes.

Open chat
Necesita ayuda?
Hola!