Prediabetes: un signo de alerta

La prediabetes significa que existe un nivel de glucosa sanguínea más alto de lo normal. Aún no es lo suficientemente alto como para ser considerado como diabetes tipo 2, pero sin cambios en el estilo de vida, los adultos y niños con prediabetes son más propensos a desarrollar diabetes tipo 2.

Se desconoce la causa exacta de la prediabetes. Pero los antecedentes familiares y la genética parecen jugar un papel importante. La falta de actividad física regular y el sobrepeso con exceso de grasa alrededor del abdomen también parecen ser factores importantes. 

Lo que está claro es que las personas con prediabetes ya no procesan el azúcar (glucosa) correctamente. Como resultado, el azúcar se acumula en la sangre en lugar de hacer su trabajo normal de dar energía a las células que componen los músculos y otros tejidos.

Comer alimentos saludables, hacer actividad física como parte de tu rutina diaria y mantener un peso saludable puede ayudar a que el nivel de glucosa sanguínea vuelva a la normalidad. Los mismos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 en adultos también pueden ayudar a que los niveles de glucosa sanguínea en niños vuelvan a la normalidad.

Síntomas

La prediabetes no suele presentar ningún signo o síntoma.

Un posible signo de prediabetes es el oscurecimiento de la piel en ciertas partes del cuerpo. Las áreas afectadas pueden incluir el cuello, las axilas, los codos, las rodillas y los nudillos.

Los signos y síntomas clásicos que sugieren que has pasado de la prediabetes a la diabetes tipo 2 incluyen los siguientes:

  • Aumento de la sed
  • Ganas frecuentes de orinar
  • Exceso de hambre
  • Fatiga
  • Visión borrosa

¿Cuándo debes consultar a un médico? Consulta con el médico si estás preocupado sobre la diabetes o si notas cualquier signo o síntoma de la diabetes tipo 2. Pregúntale al médico sobre la prueba de glucosa sanguínea si presentas factores de riesgo para la diabetes.

Open chat
Necesita ayuda?
Hola!